El Orgullo de ser Latino, Gente Latina Magazine

Organización! palabra de temer o con la cual hacer alianza?

No le tengas miedo a esas palabras que crees te quitarán mucho tiempo porque si lo piensas bien, podría ser todo lo contrario.

55

Lo primero que debemos hacer es una nueva lista del mercado, si quieres llevar un estilo de vida saludable compra solo lo que sepas puede nutrirte y no malgastes tu dinero en alimentos que solo te aportaran azúcar y calorías vacías.

Haz el mercado para tener todos los ingredientes a la mano, proteínas magras como pescado, huevos, pechuga de pollo, pechuga de pavo, frutos secos, frijoles, lentejas, Quinoa, garbanzos, avena, batata, arroz integral, plátano y muchos vegetales.

Corta algunos vegetales que te sirvan para preparar tus comidas como cebolla, pimentón, cebollín, ajo porro, entre otros. Puedes mantenerlos en el congelador porcionados en bolsas plásticas y usar cuando quieras puedes hacer las mezclas que te gusten o colocarlos por separado. Lo importante a tomar en cuenta es que lo que daña las comidas es congelar y descongelar varias veces, por esta razón toma la porción que vas a usar, sin descongelar, y regrésala al congelador.

Puedes preparar algunos carbohidratos que te pueden durar varios días en el refrigerador y con los que podrás hacer diferentes comidas, como la Quinoa y el arroz.

Vegetales asados te pueden durar mucho con tan solo un poco de aceite de oliva y pizca de sal, que actúan como conservantes naturales.

Hojas verdes frescas con las que puedes preparar rápidamente unas ensaladas.

Algunas proteínas listas como pollo horneado o a la plancha que luego puedes rebanar finamente y usar como jamón en tus comidas o en cuadritos para una ensalada. Pollo mechado o pavo molido té puede servir para preparar lasañas, rellenar arepas, empanadas, bollitos, wraps y omelettes. Hamburguesitas o albóndigas. Todas estas proteínas preparadas te podrían durar de 3 a 4 días en el refrigerador y en el congelador mucho más.

Lo mejor de todo es que cuando termina el día o llegues tarde a casa cansada y con mucha hambre ya no caerás en manos del pan, sino que podrás resolver rápidamente una opción mucho más saludable y nutritiva para ti y toda tu familia.

Cuando hacerlo? Hay a quienes les funciona tomar un día de la semana, hay quienes adelantan un poco cada día y otras como yo que hago una mezcla de todo, un día antes y cada semana, cada vez que puedo cocino de más, para que me sobre y pueda resolver varias comidas y mantener en la nevera diferentes opciones.

Con uno dos o tres hijos, con uno o dos y hasta tres trabajos, todo es posible cuando nos lo proponemos. Piensa, la salud si importa, y la mayoría la ganamos desde la cocina, por eso mi mayor consejo es que inviertas en aprender a cocinar tu salud, si te quieres te cuidas y así podrás cuidar a quienes más amas.

Comentarios