El Orgullo de ser Latino, Gente Latina Magazine

7 REFLEXIONES PARA REMENDAR UN CORAZÓN PARTIDO

409

Todos hemos experimentado alguna vez el dolor de una ruptura, de una decepción amorosa o por lo menos de algo que nuestro ser amado dijo o hizo que nos rompió el corazón. Al principio uno no entiende qué de bueno puede salir de una situación como ésta, pero la verdad sea dicha: A mediano o largo plazo las lecciones aprendidas como resultado de tal sufrimiento son inmensamente poderosas

En vez de buscar cámo evadirte en nuevas relaciones, diversiones y hasta adicciones, trata de CAMBIAR TU ACTITUD: NO HAS FRACASADO, HAS APRENDIDO UNA LECCION MAS.

Te invito a mirar el lado positivo de la ruptura:

  1. Te has vuelto más fuerte para confrontar la adversidad y salir adelante.
  2. Esa ruptura amorosa te da una mayor capacidad de practicar la empatía con otras personas que padecen de un problema similar, lo que te permitirá inclusive ayudarlas en su momento de dolor.
  3. Ahora ves con mayor claridad tus propios defectos y carencias dado que el sufrimiento nos conduce a escudriñar el alma.
  4. Aprendes a ver al otro con ojos de compasión y perdón, porque ése es el único camino para vivir en paz con esa persona y contigo mismo(a).
  5. Tienes mayores posibilidades de lidiar mejor con situaciones similares en el futuro y no repetir los mismos errores.
  6. Creces espiritualmente, porque no hay nada que purifique mejor el alma humana, -limpiándola de mezquindades-, que el sufrimiento.
  7. Entiendes finalmente que si esa persona no sigue en tu vida, fue porque Dios así lo quiso. Hay que aceptar Su voluntad. Así como Dios abre puertas, así las cierra. Hay que agradecerle que te salvó de una vida miserable.

Nada pasa en vano en esta vida. Todo tiene un propósito. Aprende a mirar el lado positivo de los momentos negativos. Salta las vallas. No pierdas la esperanza. Después de cada tormenta, viene la calma. Después de la oscuridad, sale el sol cada mañana. Un nuevo día nos depara la opción de empezar de nuevo, la opción de volver a nacer.

Comentarios