The end of the f**ing world

Una oscura mirada al autodescubrimiento

0 407

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Desde que vi el trailer, quedé enganchada. Es realmente una de esas series que uno no podría toparse en televisión regular, lo que la hace más Netflix que ninguna otra. Es fuera de lo común, original y fresca, porque es diferente a cualquier otra cosa que se haya visto o que esté exhibiéndose en las plataformas de contenido. Trataré de no revelar ningún spoiler… pero no puedo prometerlo.

Trailer

St. Jude Children's Research Hospital - Donate

Empecemos por esos 2 minutos de muestra gratis de la serie. Un gancho desde el inicio: que el personaje principal afirme ser un psicópata (James) y tener el deseo de matar a alguien, es algo que hace que te quedes viendo, quieras o no. La curiosidad -que es la principal motivación para ver cualquier contenido- se despierta desde el segundo 1. Luego, la presentación de la antagonista (Alyssa), que es tan irreverente como él… ¡y ambos son adolescentes! Cosa que no se ve por muchos lados, siendo que suelen pintar a los aprendices a adultos como simples malcriados o necios sin sentido. Imágenes fuertes, con sangre, fuego, policías y muchas malas palabras, hacen que de veras, necesites abrir la app y buscar rápidamente la serie.

Intro general de la serie, desarrollado en los dos primeros episodios

La presentación de los personajes es directa y concreta. Cada uno habla en off, mientras vemos cómo se comportan, en una suerte de autodefinición forzada de sí mismos, aún cuando estén descubriéndose. Juzgan todo y a todos, creen que son dueños de la verdad aunque estén muy lejos de ese punto. Se nota que provienen de hogares no tradicionales, pero aún no se sabe a ciencia cierta cómo son.

Lo que sí queda claro desde el principio es que son inseguros –como todos los adolescentes- pero sociópatas, pues son transgresores de las reglas básicas de la sociedad: no respetan a los adultos y lo evidencian permanentemente.

Twist, la ruptura del relato

El tercer episodio es el que destapa el centro de la historia, el que revela el verdadero carácter trascendental de la serie. El por qué no es un simple cuento de adolescentes incomprendidos. Allí todo pasa de ser una visión muy personal del mundo, a entender que son parte del mundo en sí. Nada gira entorno a ellos, sino que ellos entran a un círculo que ya va girando. Comienzan a tomar decisiones que saben tendrán consecuencias… comienzan a madurar.

Trasfondo general

Hay muchos temas desarrollados a lo largo de los 8 episodios, todos bastante fuertes: suicidio, violencia de género, asesinato, tortura, divorcio, sistema de justicia, tráfico de drogas, abandono infantil, acoso sexual… Evidentemente, no estamos tratando con una serie superficial. Además, a los que ya pasamos esa etapa, nos recuerda cómo éramos… y un poco cómo seguimos siendo, en cuanto a la inseguridad del futuro se refiere.

Aunque sean adolescentes, todos podemos vernos reflejados de una u otra manera en el hecho de que supuestamente somos de una forma, y luego, las circunstancias (o alguien más) nos obliga a actuar de manera diferente. Salir de la zona de confort es un concepto que supone ser más amplio de lo habitual: es no actuar como teóricamente lo haríamos. Por ejemplo: James nos dice que no baila, pero Alyssa lo invita y él se sorprende bailando… y disfrutándolo. Se deja llevar, aún cuando nunca pensó ser así. Todos somos más de lo que tenemos en la mente, y ellos apenas comienzan a darse cuenta… y nos lo hacen recordar.

La serie completa es una invitación a vivir el momento, algo muy de moda, pero que no necesariamente se logra interiorizar rápidamente. Hay una frase clave de Alyssa que lo deja muy claro: “Es raro. Muchas veces no registras los momentos importantes cuando suceden. Te das cuenta de lo que fueron al recordarlos.” Así que aprendamos la moraleja y tratemos de estar en el presente.

Pros

  • Es como una película, con breaks. Está tan bien hilada que no provoca parar de verla hasta terminar de saber cuál es el destino de Alyssa y James.
  • Cada momento despierta mayor curiosidad, deseo de saber más.
  • Tiene muchos mensajes que hacen que se piense en la serie, mucho tiempo después de haber terminado de verla. Es de esos contenidos que hacen reflexionar y de los que no se puede escapar fácilmente.
  • Episodios cortos, y a pesar de lo intensos, divertidos. Es la definición perfecta de dramedy.

Cons

  • Necesidad de mucho tiempo, para consumirla completa: Destina 4 horas para verla entera, porque no podrás despegarte de la pantalla.             
  • Si tienes hijos adolescentes, puede ser un contenido fuerte de digerir, pues nunca se quiere pensar que los hijos puedan llegar a ser así.
  • El final invita a pensar que puede que haya una continuación, pero aunque se quiera saber cómo sigue la historia, es difícil que pueda ser tan buena como esta temporada.

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept