Killing Eve: cuando el trabajo se convierte en obsesión

La primera temporada de la serie de BBC América es de las nuevas series más cautivantes de este año

0 51

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

En una época donde las mujeres cada vez tienen más voz y más poder, llega una serie donde todo gira entorno a mujeres fuertes: Villenelle, una asesina a sueldo y la investigadora que se obsesiona con encontrarla, Eve. Es una serie que lleva el poder femenino al punto máximo.

Hay que estar preparados, no es nada lindo ni romántico, todo lo contrario. Hay asesinatos a sangre fría en todos los episodios, y el romance no aparece en ninguna esquina. La intriga es total y la violencia, bastante explícita.

St. Jude Children's Research Hospital - Donate

Lo curioso de Killing Eve, es que es uno de los pocos casos en los que uno no siente empatía por el malo. Hasta en El silencio de los inocentes, uno llega a tener un cariño enfermizo por el Dr Lecter, pero acá no es el caso. Villenelle es una asesina de primera categoría, toda una profesional, admirable por su entrega, pero no por sus métodos y mucho menos, por su oficio. Además, desde la primera escena queda claro que es una psicópata, incapaz de manifestar cualquier tipo de sentimientos y regida solo por sí misma.

En contraposición, está Eve, otra estupenda profesional, pero del lado de la ley. Una mujer fuerte, que no le gusta seguir las reglas, pero las conoce bien, y sabe cómo dar la vuelta. Misteriosa y adicta al trabajo, no descansará hasta dar con el paradero de Villenelle, no solo para atraparla, sino para entender a profundidad la psiquis de una asesina.

Es la historia del cruce de dos mujeres, que hacen del trabajo su vida, siendo que cumplir con su deber, es lo que las motiva, dejando todo lo demás de lado. Cuando el trabajo se torna literalmente personal…

Espectador como investigador

Cualquier contenido que tenga como parte de su trama algo relacionado con el MI5* o el  MI6*, es un destino obligado, pues son siglas que inevitablemente llaman la atención. Y justamente, Eve trabaja para MI5, y luego, se involucra con MI6. Es necesario saber más, ser parte de la investigación, tratar de descubrir más, de ver detalles… Es parte del gancho, de la magia atrapante de la serie.

Ver Killing Eve no solo es jugar a ser detective (o a veces, adivino) sino viajar sin pasaporte. La serie se desarrolla inicialmente en Londres, pero en los diferentes episodios, la trama lleva a los personajes a las calles de París, Berlín, Moscú, la Toscana y otros fantásticos parajes europeos, que son todo un deleite visual.

Pensando de nuevo en la trama principal, es probable que se quieran invertir varias horas seguidas “binge watching” episodio tras episodio (lo bueno de ver series que ya han sido transmitidas en televisión regular, y usar el On Demand), pues se convierte en una necesidad descubrir el misterio del origen de Villenelle, saber quién es verdaderamente, cuál es su historia. Por qué es una psicópata. Por qué ama ver a los ojos a sus víctimas, para apreciar cómo se les va la vida… Y por supuesto, saber si finalmente Eve logra atraparla.

Casting mortal

Sandra Oh es Eve Polastri. Nótese que decimos “es” no interpreta, o encarna… y esto es adrede, pues significa que es absolutamente perfecta. Milimétricamente capciosa, caprichosamente obsesiva. Y sobre todo, intensa, muy intensa. Es algo a lo que nos tiene acostumbrados desde sus días como la muy extrañada Dra. Cristina Yang (Grey’s Anatomy). Sin embargo, acá, olvidamos por completo que es Sandra Oh y sencillamente la vemos siendo Eve, una mujer que deja todo de lado, con tal de conseguir su objetivo. Sus miradas, sus gestos, todo es tan natural, que olvidas que es una ficción.  Y por ello, obtuvo una nominación a los Emmy de este año. Veremos si logra tener la ansiada estatuilla finalmente (ha estado nominada 5 veces previamente)

Y Jodie Comer como Villanelle, encarna la psicopatología en sí misma. Tiene una mirada vacía, impersonal y a la vez, un toque vulnerable. Es fría, calculadora y cautivadora. Impulsiva y terca, solo quiere hacer su trabajo, y si en el trayecto hace alguna travesura, pues lo disfruta aún más. No tiene ataduras sentimentales, porque es lo que es, una psicópata.

El resto del elenco es estupendo, pues literalmente son figuras de reparto, de apoyo a las protagonistas, que son el eje de la historia. Sin sobresalir demasiado, hacen toda una red de soporte a los detalles. Sin embargo, Kim Bodnia merece una mención especial, al interpretar a Konstantin, el muy misterioso (y afable) suplidor de misiones para Villenelle.

Lo mejor de todo, es que ya está confirmada una segunda temporada, así que vamos a tener mucho más de Killing Eve para el próximo año.

En conclusión, tratando de no revelar nada, la frase que puede encerrar todo el espíritu de la serie puede ser algo como “¿Quién persigue a quién?”

  • MI5 es la agencia de inteligencia británica que se encarga del servicio de seguridad interno del Reino Unido.
  • MI6 es la agencia del servicio secreto de inteligencia británica, responsable de actividades de resguardo del reino, en el exterior. Los grandes espías de la historia (y de la ficción, como 007) forman parte de MI6

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept