LOS HOMBRES CANGURO

0 509

La palabra “canguro” les cae como anillo al dedo. Son esos hombres que siempre vuelven ‘a la bolsa de mamá’ cuando necesitan algo, no han decidido o no han podido cortar el cordón umbilical con ella.  No sólo siguen viviendo en casa de los padres, sino que, aun cuando se han alejado y han formado su propia familia, pareciera que un imán los atrae una y otra vez a sus orígenes parentales y se transforman en la peor pesadilla de sus esposas.

Según una encuesta realizada recientemente, en Chile el 43,7% de los jóvenes entre 25 y 29 años vive con sus padres. En Alemania, dos tercios de los jóvenes de entre 21 y 27 años viven todavía con sus progenitores y en su mayoría siguen recibiendo ayuda financiera de ellos hasta los 29 y más. Y en España, la cifra llega al 60% de los jóvenes en 21 y 29 años.

St. Jude Children's Research Hospital - Donate

Es el fenómeno de la adolescencia extendida, incluso se habla del síndrome de Peter Pan, el de ‘no querer crecer’. El quiebre de irse de la casa les genera mucha angustia y ansiedad. Quieren ser adolescentes eternos y no soltar el lazo. Les da miedo valerse por sí mismos porque no tienen las habilidades. Tener que pagar las cuentas, por ejemplo, los haría tomar decisiones que impliquen madurar y adquirir compromisos permanentes.

SINTOMAS DE HOMBRE CANGURO

  1. Necesita consultarle todo. Tal dependencia lo hace sentirse inútil
  2. Ella descalifica a su nuera, haciéndole sentir que no sabe atender a su hijito como merece
  3. La suegra chantajea a su nuera emocionalmente

Si has oído frases como “Desde que estás con ella ya no me haces caso”, “Nadie me cuida a mí”, “Yo sé que voy a morir sola” y casualmente vienen cuando tú más necesitas de tu pareja, mucho ojo. A esto se le llama chantaje emocional y algunas madres son expertas en hacerlo. Si criticar, controlar o estar de entrometidas no es suficiente, lo siguiente es hacerle sentir culpa.

El psicólogo Stephen Poulter, quien escribió el libro “El factor madre: cómo el legado emocional de tu mamá afecta en tu vida” sostiene que “nuestras madres pueden ser nuestra primera experiencia de amor, pero dependiendo de su conducta, puede hacernos más necesitados, ansiosos, irascibles o depresivos, cualidades que impactan en nuestro éxito laboral y en las relaciones sociales y amorosas del futuro”.

Si todavía no te has casado y percibes algunos de estos síntomas en tu hombre, mejor es que salgas huyendo cuando todavía estás a tiempo…Si ya estás casada con uno, me tienes aquí para recibir ayuda profesional.

Deja una respuesta